Home » AUTORES » WANG WEI

WANG WEI

POEMAS DEL RÍO WANG

POEMAS DEL RÍO WANG - ed. oriente y mediterráneo

Wang Wei
Pei Di
Poemas del río Wang
Traducido del chino por J. I. Preciado Idoeta. Versos castellanos de Clara Janés.
Ilustraciones de un manuscrito de la época Ming.


Con Pei Di, salían en barca, remaban y tocaban el laúd, hacían poesías y las declamaban a voz en cuello durante días enteros. Los poemas que nacieron en aquella prolongada estancia en común fueron llamados Poemas del río Wang.
 

«Refinada poesía de paisajes, trazos y climas mentales. El taoísmo vuelto lírica».
Luis Antonio de Villena, «Escenas de calma y belleza», El Mundo, 25/9/99
 

«Hay que empezar diciendo que este libro es una verdadera obra de arte. El volumen no sólo contiene (en el original chino y su versión castellana) algunos de los más bellos poemas de la dinastía Tang (es decir, de todos los tiempos), sino que está ilustrado con las copias de la dinastía Ming de los dibujos que Kuo Chungshu hizo de los originales en que el propio Wang Wei reflejó los paisajes que inspiraron su obra poética».
 Carlos Martínez Shaw, «Los gozos de la soledad», El País/Babelia, 13/11/1999
 

«Wang Wei fue un celebrado músico, calígrafo y pintor… En su poesía destaca la capacidad de dar vida al fluir del paisaje en movimiento y de plasmar en imágenes la sabiduría de la contemplación silenciosa en la tradición del taoísmo y del budismo Chan (Zen). Los veinte poemas que han traducido al alimón el sinólogo J. I. Preciado y la poeta Clara Janés recrean el paisaje que rodeaba su morada perdida en las montañas, donde la soledad eremítica encontraba un contrapunto en la amistad gozosa. Estos veinte poemas vienen complementados con otros tantos que les responden como eco, compuestos por el amigo y también poeta Pei Di… La traducción es pulcra y sugerente y conduce a poemas consistentes en castellano, evitando balbuceos y galimatías. Las bellas caligrafías de los originales confrontados a las traducciones de los poemas y la reproducción de fragmentos de copias de cuadros atribuidos a Wang Wei contribuyen a convertir el libro en un objeto para regalar o para regalarse a uno mismo».
 Manel Ollé, «Abrazando la luna», abc Cultural, 13/11/1999
 

«… delicada muestra a dos voces de lirismo de ascendencia taoísta tamizado de sutileza y de refinamiento en la contemplación y en la expresión de esos estados del alma en los que se revela un orden superior, equilibrado y armónico, un arte de la vida plenamente integrado en la naturaleza».
 Fernando Andú, «Caminos de belleza», Heraldo de Aragón, 9/12/1999
 

«A veces se siente, tras leer los Poemas del río Wang, que el tiempo está detenido de repente y concentrado en el espacio en blanco (del papel) y negro (de los caracteres) o que el poeta traza las palabras al mismo tiempo que los elementos naturales que se deslizan ante sus ojos».
Javier Martín Ríos, «Poemas del río Wang», Ficciones.
«Una de las sutilezas líricas más exquisitas de toda la poesía universal».
Ramón Capín, «Los poemas del río Wang», toma nota, nº 4, noviembre 1999