Tras pasar la infancia y adolescencia en su ciudad natal, en 1886, obligado por su padre, ingresó en la Escuela Militar secundaria de St. Pölten, si bien en 1891 la abandonó por problemas de salud. Estudió literatura, historia del arte y filosofía en Praga y luego en Munich. Por entonces había publicado ya su primer libro de poemas, Vida y canciones (1984). En 1897 conoció a Lou Andreas-Salomé, casada y catorce años mayor que él, que había mantenido relaciones con Friedrich Nietzsche, con la que vivió un apasionado idilio hasta 1899, sin que la ruptura supusiera el final de su amistad. De hecho, Lou siguió siendo su principal confidente. En estos años, Rilke trabajó en El libro de horas, que se publicó en 1905. En el otoño de 1900, Rilke fijó su residencia en la colonia de artistas de Worpswede, cerca de Bremen, y allí vivió una amistad íntima con la pintora Paula Becker y la escultora Clara Westhoff, con la que contrajo matrimonio. En el verano de 1902, se trasladó a París para escribir un ensayo sobre el escultor Auguste Rodin, de quien, entre 1905 y 1908, fue secretario. Durante el periodo parisino escribió Nuevos poemas (1907), Segunda parte de los Nuevos poemas (1908), Réquiem (1909) y la novela autobiográfica Los apuntes de Malte Laurids Brigge, que apareció en 1910. Tras esta publicación, Rilke sufrió una crisis creativa que fue venciendo gracias a la escritura: las primeras Elegías de Duino, iniciadas en 1912, y los Poemas a la noche, que brotan de su espíritu creador a raíz de un viaje a España, emprendido en noviembre de 1912, que se prolongó hasta el año siguiente. Durante este viaje visitó Toledo, Córdoba, Sevilla y Ronda, donde permaneció más de dos meses. El estallido de la Primera Guerra Mundial sorprendió al poeta en Alemania. No pudo regresar a París, donde sus propiedades fueron confiscadas y subastadas. A comienzos de 1916, fue llamado a filas y se vio obligado a incorporarse al ejército en Viena, pero en junio de ese mismo año consiguió una dispensa del servicio militar y regresó a Munich. El 11 de junio de 1919 Rilke viajó a Suiza, país donde en el verano de 1921 fijó su residencia permanente en el castillo de Muzot, propiedad de su protector Werner Reinhart. Completó las Elegías de Duino en el plazo de unas semanas, en febrero de 1922. Antes y después de esa fecha trabajó en los Sonetos a Orfeo. A partir de 1923 Rilke tuvo que afrontar la enfermedad y una prolongada estancia en el sanatorio de Schöneck y luego en el de Val-Mont. Murió de leucemia el 29 de diciembre de 1926.

Títulos del autor

Tras pasar la infancia y adolescencia en su ciudad natal, en 1886, obligado por su padre, ingresó en la Escuela Militar secundaria de St. Pölten, si bien en 1891 la abandonó por problemas de salud. Estudió literatura, historia del arte y filosofía en Praga y luego en Munich. Por entonces había publicado ya su primer libro de poemas, Vida y canciones (1984). En 1897 conoció a Lou Andreas-Salomé, casada y catorce años mayor que él, que había mantenido relaciones con Friedrich Nietzsche, con la que vivió un apasionado idilio hasta 1899, sin que la ruptura supusiera el final de su amistad. De hecho, Lou siguió siendo su principal confidente. En estos años, Rilke trabajó en El libro de horas, que se publicó en 1905. En el otoño de 1900, Rilke fijó su residencia en la colonia de artistas de Worpswede, cerca de Bremen, y allí vivió una amistad íntima con la pintora Paula Becker y la escultora Clara Westhoff, con la que contrajo matrimonio. En el verano de 1902, se trasladó a París para escribir un ensayo sobre el escultor Auguste Rodin, de quien, entre 1905 y 1908, fue secretario. Durante el periodo parisino escribió Nuevos poemas (1907), Segunda parte de los Nuevos poemas (1908), Réquiem (1909) y la novela autobiográfica Los apuntes de Malte Laurids Brigge, que apareció en 1910. Tras esta publicación, Rilke sufrió una crisis creativa que fue venciendo gracias a la escritura: las primeras Elegías de Duino, iniciadas en 1912, y los Poemas a la noche, que brotan de su espíritu creador a raíz de un viaje a España, emprendido en noviembre de 1912, que se prolongó hasta el año siguiente. Durante este viaje visitó Toledo, Córdoba, Sevilla y Ronda, donde permaneció más de dos meses. El estallido de la Primera Guerra Mundial sorprendió al poeta en Alemania. No pudo regresar a París, donde sus propiedades fueron confiscadas y subastadas. A comienzos de 1916, fue llamado a filas y se vio obligado a incorporarse al ejército en Viena, pero en junio de ese mismo año consiguió una dispensa del servicio militar y regresó a Munich. El 11 de junio de 1919 Rilke viajó a Suiza, país donde en el verano de 1921 fijó su residencia permanente en el castillo de Muzot, propiedad de su protector Werner Reinhart. Completó las Elegías de Duino en el plazo de unas semanas, en febrero de 1922. Antes y después de esa fecha trabajó en los Sonetos a Orfeo. A partir de 1923 Rilke tuvo que afrontar la enfermedad y una prolongada estancia en el sanatorio de Schöneck y luego en el de Val-Mont. Murió de leucemia el 29 de diciembre de 1926.

Títulos del autor