La hija del cazador, de Sophie Caratini

La hija del cazador, de Sophie Caratini - ed. oriente y mediterráneo

No me gusta estar diciendo todo el tiempo «nosotros» y «ellos», como hacían ellos todo el tiempo, porque soy francesa a la vez que mauritana. Cuando dicen continuamente «nosotros» y «vosotros», nos vemos obligados a responder «vosotros» y «nosotros», lo que se convierte en un círculo vicioso, ya no podemos salirnos del «nosotros» y «vosotros». Mientras que «vosotros» es «nosotros» y «nosotros» es «vosotros».

 

 

Sophie Caratini es escritora y antropóloga. Ha trabajado sobre los erguibat del Sahara occidental, tribu sobre la que versó su tesis doctoral. Narra su experiencia como antropóloga en Hijos de las nubes y en Lo que no dice la antropología, ambos publicados por esta editorial. En La hija del cazador recoge el testimonio de una niña que nace en el seno de una tribu nómada, afronta todos los cambios provocados por la colonización y acaba convirtiéndose en la primera mujer que pilota un avión en Mauritania.

 

 

Ficha técnica:
Autor: Sophie Caratini
Título: La hija del cazador
Traducido del francés por Inmaculada Jiménez Morell
ISBN 978-84-943932-8-0 - 384 páginas - PVP 20 euros

 

colección sociedades del oriente y del mediterráneo, 9

 

Una historia de la conciencia: ensayos escogidos, de Angela Davis

Una historia de la conciencia: ensayos escogidos, de Angela Davis - ed. oriente y mediterráneo

«El que no habla es vulnerable». Angela Davis

 

«Si no hay lucha no hay progreso».  Frederick Douglass, citado por Barack Obama en su discurso  inaugural del Mes de Historia Negra, 1-2-2011

 

 

 

La trayectoria vital e intelectual de Angela Davis se enmarca en la tradición estadounidense de la resistencia civil, que nace con las revueltas de los primeros africanos trasladados por la fuerza al hemisferio occidental. Como tantos militantes que pusieron en cuestión la legitimidad de las leyes del Estado, ha sido perseguida, encarcelada y difamada. En 1970, cuando saltó a la escena pública internacional al ser incluida entre los criminales más buscados por el FBI, se la presentó como una revolucionaria violenta y «enemiga del Estado». En realidad, era una ciudadana consciente, que participaba en la organización de un movimiento cuyo objetivo era lograr la inconstitucionalidad de la pena de muerte y la liberación de los presos políticos. Profesora de Filosofía en la Universidad de California en Los Ángeles, nunca ocultó su pertenencia al Partido Comunista, convencida de que el activismo político no era incompatible con ser una educadora eficiente. Pero en 1969 Ronald Reagan, gobernador de California, preparaba su candidatura a la Casa Blanca y necesitaba demostrar a los conservadores que era capaz de aplastar a los activistas de izquierdas —especialmente a los negros, muy implicados en la reivindicación de sus derechos civiles—. En consecuencia, forzó la expulsión de la joven profesora, un suceso que resultaría mucho más mediático de lo previsto. Al recibir la noticia de su destitución, Angela Davis decidió continuar impartiendo sus clases al aire libre. A sus estudiantes habituales, se sumaron entonces cientos de otras disciplinas, que manifestaron su repulsa a lo que consideraban un despido injusto. Finalmente, fue readmitida. Sin embargo, empezó a recibir cartas injuriosas y amenazas de muerte. Una de las dos armas que adquirió para defenderse, desencadenaría su persecución por parte del FBI. 

Como activista en favor de los derechos de los presos y contra la pena de muerte, formó parte de la defensa de Soledad Brothers, tres reclusos de la prisión californiana de Soledad acusados de promover huelgas y revueltas, en una de las cuales fallecieron dos presidiarios y un vigilante. El Estado pedía para ellos la pena capital. George Jackson, que llevaba diez años entre rejas por asalto a una gasolinera (70 dólares de botín), se hizo marxista, integrante del Black Panther Party y escritor. En uno de sus libros —Soledad Brother: The Prison  Letters of George Jackson (1970)[1]—, incluyó la correspondencia mantenida con la profesora universitaria. La visibilidad de Angela en la causa de los Hermanos Soledad y su acercamiento a los Black Panthers, desencadenaron su expulsión definitiva de la universidad («Me había convertido en un símbolo a destruir»). [...]

 

(del Prólogo de Mireia Sentís)



[1] Soledad Brother: Cartas de prisión, Barral, Barcelona (1971).

 

Ficha técnica:
Autor: Angela Y. Davis
Título: Una historia de la conciencia (ensayos escogidos)
Traducido del inglés por Inga Pellisa
ISBN 978-84-943932-7-3 - 336 páginas - PVP 15 euros

colección Biblioteca Afro Americana Madrid BAAM, 8

Grabación íntegra de la presentación a cargo de José Luis Gallero, Mireia Sentís, Mercedes Gallizo y César Lorenzo en la librería Traficantes de Sueños