Raúf M. Basta (Port Sudán, 1937), de origen egipcio copto, pero hijo de un pastor protestante, pasó su infancia entre Port Sudán y otra ciudad sudanesa: Wad Mádani. Su familia volvió a Egipto cuando él era un adolescente. En El Cairo estudió periodismo y se afilió a un partido comunista clandestino, lo que le valió cuatro años de cárcel, en pleno régimen naserista. Después de su liberación, en 1964, comenzó a trabajar de periodista e inició su labor literaria: obras de teatro, narraciones, reportajes. En 1970 se trasladó a Varsovia, donde estudió dirección teatral y se casó. Después se estableció en Iraq, contratado por la Dirección General de Cine y teatro. Allí volvió a casarse y fue testigo de la ascensión de Saddam Hussein. Cuando el clima político se hizo irrespirable, se instaló en Beirut y volvió al periodismo, pero la invasión israelí de Líbano en 1982 lo obligó a exiliarse de nuevo. Actualmente reside en Amsterdam con su esposa holandesa y sus dos hijos. El huevo del avestruz ha sido acogido con cierto escándalo (cuando no censurado) por su franqueza sexual y su radicalismo al abordar temas políticos y religiosos.

Títulos del autor

Raúf M. Basta (Port Sudán, 1937), de origen egipcio copto, pero hijo de un pastor protestante, pasó su infancia entre Port Sudán y otra ciudad sudanesa: Wad Mádani. Su familia volvió a Egipto cuando él era un adolescente. En El Cairo estudió periodismo y se afilió a un partido comunista clandestino, lo que le valió cuatro años de cárcel, en pleno régimen naserista. Después de su liberación, en 1964, comenzó a trabajar de periodista e inició su labor literaria: obras de teatro, narraciones, reportajes. En 1970 se trasladó a Varsovia, donde estudió dirección teatral y se casó. Después se estableció en Iraq, contratado por la Dirección General de Cine y teatro. Allí volvió a casarse y fue testigo de la ascensión de Saddam Hussein. Cuando el clima político se hizo irrespirable, se instaló en Beirut y volvió al periodismo, pero la invasión israelí de Líbano en 1982 lo obligó a exiliarse de nuevo. Actualmente reside en Amsterdam con su esposa holandesa y sus dos hijos. El huevo del avestruz ha sido acogido con cierto escándalo (cuando no censurado) por su franqueza sexual y su radicalismo al abordar temas políticos y religiosos.

Títulos del autor