Farideh Lashaí es una de las grandes artistas iraníes contemporáneas, nació en Rasht, en la provincia de Guilán, en 1944. Su familia se trasladó a Teherán en 1950, cuando su padre pasó a ser funcionario del Ministerio de Interior. Sus padres mantuvieron repetidas y prolongadas separaciones. Kourosh, el hermano mayor, muy comprometido social y políticamente, ejerció una gran influencia sobre Farideh, pero la familia, por motivos políticos, rompió pronto con él, lo que provocó en ella un intenso dolor. En 1962 se trasladó a Alemania, donde residía Kourosh, estudió literatura alemana en la universidad de Fráncfort y Bellas Artes en Viena. Trabajó como diseñadora de objetos de arte en cristal en Austria y Alemania. Desde finales de los años 60 mantuvo relación con los círculos de intelectuales iraníes críticos, aglutinados en torno a la editorial Rowzan. A comienzos de la década de 1970, en que Irán vivió una etapa de desarrollo económico y una cierta apertura, pasó más tiempo en el país. En 1974, fue detenida, acusada de pertenecer al CIS, la Confederación de Estudiantes Iraníes en el exterior, y no fue liberada hasta 1976. En la cárcel organizó un grupo de teatro con sus compañeras de prisión. Tras la revolución del clérigo Ruhollah Jomeini en 1979, regresó a Fráncfort, donde continuó sus estudios. Al salir de la cárcel, se exilió a Estados Unidos y regresó a Teherán en 1994, cuatro años antes de que acabase la guerra con Irak. Murió en Teherán en febrero de 2013 tras una larga enfermedad. [Llegó el chacal, col. transversales, 7 ].

Títulos de la autora

Farideh Lashaí es una de las grandes artistas iraníes contemporáneas, nació en Rasht, en la provincia de Guilán, en 1944. Su familia se trasladó a Teherán en 1950, cuando su padre pasó a ser funcionario del Ministerio de Interior. Sus padres mantuvieron repetidas y prolongadas separaciones. Kourosh, el hermano mayor, muy comprometido social y políticamente, ejerció una gran influencia sobre Farideh, pero la familia, por motivos políticos, rompió pronto con él, lo que provocó en ella un intenso dolor. En 1962 se trasladó a Alemania, donde residía Kourosh, estudió literatura alemana en la universidad de Fráncfort y Bellas Artes en Viena. Trabajó como diseñadora de objetos de arte en cristal en Austria y Alemania. Desde finales de los años 60 mantuvo relación con los círculos de intelectuales iraníes críticos, aglutinados en torno a la editorial Rowzan. A comienzos de la década de 1970, en que Irán vivió una etapa de desarrollo económico y una cierta apertura, pasó más tiempo en el país. En 1974, fue detenida, acusada de pertenecer al CIS, la Confederación de Estudiantes Iraníes en el exterior, y no fue liberada hasta 1976. En la cárcel organizó un grupo de teatro con sus compañeras de prisión. Tras la revolución del clérigo Ruhollah Jomeini en 1979, regresó a Fráncfort, donde continuó sus estudios. Al salir de la cárcel, se exilió a Estados Unidos y regresó a Teherán en 1994, cuatro años antes de que acabase la guerra con Irak. Murió en Teherán en febrero de 2013 tras una larga enfermedad. [Llegó el chacal, col. transversales, 7 ].

Títulos de la autora