Sayd Bahodín Majruh

Presentación y adaptación del pastún por André Velter y el autor. Versión de Clara Janés.

En los valles afganos y en los campos de refugiados de Paquistán, las mujeres pastún improvisan cantos de gran intensidad y fulgurante violencia: los landays («breves»).

10,00


Share

«El pequeño volumen, editado por Ediciones del oriente y del mediterráneo –atención al dato, porque existe una edición pirata de Editorial Sufí–, en la colección “el collar de la paloma”, sorprende no solo por la indiscutible belleza de su contenido, sino porque sus autoras son mujeres que viven bajo la opresión del burka y todas las que esta circunstancia conlleva. Y he aquí que, para desconcierto y asombro de los lectores, éstos se encuentran ante un grito de rebeldía en los territorios del amor, el honor y la muerte».

Trinidad de León-Sotelo, «Cantos de pasión bajo el burka», ABC, 3/3/2002

 

«El libro que se comenta es una auténtica joya».

Clara Obligado, «Los poemas de las mujeres afganas», Mujer de Hoy, 3/3/2002

 

«Los landays femeninos conforman la vena más poderosa, iconoclasta y rebelde frente a todo tipo de ortodoxia social, política o religiosa de la literatura oral afgana… La mayoría de ellos, improvisados por las mujeres en el camino de la fuente, durante bodas o bautizos, son un canto a la vida como goce y felicidad en el amor apasionado, siempre referido al amante, jamás al marido, impuesto por los hermanos o el hermano de la novia… La mujer silenciada por el yugo religioso y político se levanta aquí no en armas, sino en un bellísimo vuelo de librepensamiento y goce de los sentidos, derrocando con la sola palabra los absurdos baluartes de la intolerancia y la crueldad».

Julia Otxoa, «El suicidio y el canto», Letra Internacional, 2002

 

«Se trata de una recopilación de un singular género poético (breve, improvisado, ex abrupto) en torno al amor (sensual, con el amante) y, más tarde y condicionado por las circunstancias históricas, de la guerra y el exilio. Los versos –donde surge un “rostro orgulloso, despiadado y rebelde” de la mujer– fueron recogidos por un intelectual liberal afgano asesinado en 1988».

Sidecar, «Cartita 31», marzo 2002

 

«Hay libros que exceden su lectura, e incluso su análisis, y Sayd Bahodín Majruh (nacido en Afganistán en 1928 y asesinado en Pakistán en 1988) encontró uno de ellos escuchando junto a su hermana los landays… improvisados por las mujeres pastunes para dar cuenta (nada explícitamente) de un estado que las reduce, prácticamente, a la condición de bestia de carga. La belleza y la fuerza de estas composiciones, su naturalidad y su intuición poética, junto con la lectura de las mismas que propone su descubridor Majruh, y el postfacio de su descubridor in pectore André Velter (que muy bien podría haber sido un prólogo, por cierto) hacen de este libro a la vez intemporal y rabiosamente actual, de belleza autónoma y coherente, y cuyo mayor valor es el de dejarnos solos frente a una experiencia estética que reclama, como condición necesaria, la puesta en riesgo (nos situemos en el bando en que nos situemos) de una buena parte de nuestras convicciones. Literatura, feminismo o política se vuelven, con perdón, preguntas idiotas que nos hacemos exclusivamente para no ser tachados de ingenuos frente a una serie de poemas improvisados; pero que sin duda enuncian algo que nos compete.

»Mujeres cuya única salida es el suicidio o el canto… Mujeres sin paraíso».

Juan Carlos Suñén, «Sin paraíso», ABC Cultural, 13/7/2002

Información adicional
Autor

Páginas

128

Versión

Clara Janés

Presentación y adaptación del pastún

André Velter y el autor

El collar de la Paloma

6

Año de edición

2002

EAN

978-84-87198-79-3

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El suicidio y el canto. Poesía popular de las mujeres pastún de Afganistán”