Nayi al-Ali nació en as-Sayara, Galilea, en 1936, en el año del inicio de la Gran Revuelta palestina contra los británicos. El 1 de mayo de 1948, la Haganah, la principal milicia sionista y embrión del futuro ejército israelí, asaltó su aldea —de la que no quedó piedra sobre piedra—. Su familia, como el
resto de sus habitantes, fueron expulsados y recalaron en el campo de refugiados de Ain al-Hilweh, próximo a Sidón, en el Líbano. En los muros de ese campo hizo sus primeros dibujos.
Nayi al-Ali es el más grande dibujante palestino y uno de los artistas más importantes del mundo árabe. A lo largo de su trayectoria, dibujó miles de viñetas en periódicos y revistas árabes: Al-Hurriya, Al-Talía, As-Siyasa, As-Safir, Al-Qabas… y publicó tres libros. Fue asesinado en Londres, donde
se había exiliado desde Kuwait, frente a la sede del periódico Al-Qabas International con el que colaboraba. En 1988, recibió a título póstumo el Golden Pen of Freedom de la Federación Internacional de Editores de Prensa, que en su declaración apuntaba: “Ha existido un reducido número de grandes
dibujantes desde finales del siglo XVIII, Nayi al-Ali es sin duda uno de ellos”.

Títulos del autor

Nayi al-Ali nació en as-Sayara, Galilea, en 1936, en el año del inicio de la Gran Revuelta palestina contra los británicos. El 1 de mayo de 1948, la Haganah, la principal milicia sionista y embrión del futuro ejército israelí, asaltó su aldea —de la que no quedó piedra sobre piedra—. Su familia, como el
resto de sus habitantes, fueron expulsados y recalaron en el campo de refugiados de Ain al-Hilweh, próximo a Sidón, en el Líbano. En los muros de ese campo hizo sus primeros dibujos.
Nayi al-Ali es el más grande dibujante palestino y uno de los artistas más importantes del mundo árabe. A lo largo de su trayectoria, dibujó miles de viñetas en periódicos y revistas árabes: Al-Hurriya, Al-Talía, As-Siyasa, As-Safir, Al-Qabas… y publicó tres libros. Fue asesinado en Londres, donde
se había exiliado desde Kuwait, frente a la sede del periódico Al-Qabas International con el que colaboraba. En 1988, recibió a título póstumo el Golden Pen of Freedom de la Federación Internacional de Editores de Prensa, que en su declaración apuntaba: “Ha existido un reducido número de grandes
dibujantes desde finales del siglo XVIII, Nayi al-Ali es sin duda uno de ellos”.

Títulos del autor