Nayi al-Ali

“Nayi al-Ali sigue siendo un héroe en el mundo árabe, en particular para los palestinos, que pronuncian su nombre con la misma ternura con la que mencionan a sus grandes poetas. Su figura icónica, Handala, sigue siendo un poderoso símbolo palestino y lo seguirá siendo durante mucho tiempo”.

Joe Sacco, enero de 2009

25,00


Share

“Si no lo ves, no existe. Es la nueva estrategia con la que parece afrontarse
el conflicto palestino. Sigue existiendo, añadiendo dolor y muerte a décadas
de dolor y muerte…
Por eso publicar hoy la obra gráfica de Nayi al-Ali tiene tanta importancia.
Por un lado, supone un rescate patrimonial de primer orden. Desde su
asesinato en 1987, sus dibujos se han convertido en referencia básica del
periodismo de denuncia. Por otro lado, la situación en la zona ha registrado
tan pocos avances que pueden contemplarse como si acabaran de ser
realizados… La validez de su mensaje se mantiene porque supo expresarlo
con poética contundencia, pero también porque, sin apenas cambios,
persiste la misma denunciable situación”.

Del pórtico de Antonio Altarriba

“Lleva la cabeza gacha y las manos entrelazadas a la espalda en postura de
pensador peripatético pero no es un sabio sino un niño; tiene entre diez
y once años, la edad que tenía su autor cuando salió de Palestina. Porque
Handala, así se llama, es una viñeta creada por Nayi al-Ali o quizá por el
niño que vivía en el adulto Nayi al-Ali y que siempre tuvo entre diez y
once años, los que tenía cuando fue expulsado de su pueblo, su vida, los
paisajes de su infancia… Y se convirtió en refugiado. Un niño de Palestina”.

De la presentación de Teresa Aranguren

“Nayi al-Ali sigue siendo un héroe en el mundo árabe, en particular para
los palestinos, que pronuncian su nombre con la misma ternura con la que
mencionan a sus grandes poetas. Su figura icónica, Handala, sigue siendo
un poderoso símbolo palestino y lo seguirá siendo durante mucho tiempo”.

Joe Sacco, enero de 2009

Nayi al-Ali, nacido en 1936 o 1937, fue, sin saberlo, el primer grafitero árabe. De joven pintaba en los muros y paredes de su forzada diáspora. Ghassan Kanafani, uno de los grandes intelectuales, activista y escritor palestino, en una visita al campo de refugiados Ain al-Hilweh quedó impresionado con la poesía visual de un joven que mostraba sin tapujos la realidad de su pueblo. El mayor dibujante del mundo y de la historia árabe se exilió en Dubai, donde creó a su alter ego, Handala, que proviene de handal, una planta trepadora con púas. Pronto se convirtió en un símbolo de la lucha, del sufrimiento, en una personificación de la denuncia silenciada, humilde representante de un pueblo oprimido. Años después, se refugió en el Líbano, para estar más cerca de los y las suyas, donde vivió en primera persona la triste Guerra Civil y la cruda matanza de Sabra y Chatila. En sus viñetas, de rabiosa actualidad, solo cabe la verdad de la injusticia, la honorabilidad de la resistencia. Nayi siempre estuvo con los y las pobres y desde su encuadrado espacio habló de la corrupción de las clases burguesas, del expolio, de la ausencia de derechos humanos, del sectarismo religioso, criticó a las sociedades consumistas. Él, marxista y próximo al Frente para la Liberación de Palestina, mantendría siempre una prudente distancia con los representantes políticos.

En sus más de diez mil viñetas retrató los abusos perpetrados por el ejército israelí, dibujó y satirizó a los políticos palestinos, a los dirigentes árabes, a los petrodictadores aliados de EE.UU., en definitiva, a todos los responsables de la situación de su pueblo. Se ganó por ello enemigos en todos los bandos. Era incómodo, un reflejo de todo el pueblo palestino; había que borrarlo del mapa. Una imagen vale más que mil palabras y Handala se había convertido en un símbolo imposible de ocultar mientras su creador siguiera vivo. […]

Youssef El Maimouni en Masala

Información adicional
Peso 0,500 kg
Dimensiones 24 × 14 × 1,8 cm
Autor

ISBN

978-84-121662-3-1

Páginas

272

Prefacio

Antonio Altarriba

Presentación

Teresa Aranguren

Traductor

Mohamad Bitari (edición), Zuhur Dalo (edición), Naomí Ramírez Díaz

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Palestina: Arte y Resistencia en Nayi al-Ali”

Privacy Preference Center