Angela Davis

Traducción del inglés de Inga Pellisa.

Imagen del orgullo negro en la década de 1970, dos veces candidata a la vicepresidencia de EE.UU. con el Partido Comunista, catedrática de Filosofía en la Universidad de California, cabeza visible de la lucha contra el complejo industrial penitenciario y apoyo continuado del colectivo LGTB, del movimiento OWS (Occupy Wall Street), de la causa palestina… Los asuntos que, con su pensamiento preciso y su escritura-bisturí, viene examinando desde su juventud están ahora en el centro mismo de la sociedad contemporánea. «El reto más difícil para un activista es responder plenamente a las necesidades del momento y hacerlo de forma que la luz que intenta proyectar sobre el presente ilumine simultáneamente el futuro». Una historia de la conciencia reúne 17 textos, la mayoría de ellos inéditos en castellano, que abarcan cuatro décadas de reflexión y activismo en torno a cuestiones como el racismo, el feminismo y las prisiones, pero también acerca del blues o la fotografía.

«El que no habla es vulnerable». Angela Davis

«Si no hay lucha no hay progreso». Frederick Douglass, citado por Barack Obama en su discurso inaugural del Mes de Historia Negra, 1-2-2011

15,00

Categoría


Share

La trayectoria vital e intelectual de Angela Davis se enmarca en la tradición estadounidense de la resistencia civil, que nace con las revueltas de los primeros africanos trasladados por la fuerza al hemisferio occidental. Como tantos militantes que pusieron en cuestión la legitimidad de las leyes del Estado, ha sido perseguida, encarcelada y difamada. En 1970, cuando saltó a la escena pública internacional al ser incluida entre los criminales más buscados por el FBI, se la presentó como una revolucionaria violenta y “enemiga del Estado”. En realidad, era una ciudadana consciente, que participaba en la organización de un movimiento cuyo objetivo era lograr la inconstitucionalidad de la pena de muerte y la liberación de los presos políticos. Profesora de Filosofía en la Universidad de California en Los Ángeles, nunca ocultó su pertenencia al Partido Comunista, convencida de que el activismo político no era incompatible con ser una educadora eficiente.

Mireia Sentís, «‘Una historia de la conciencia: Ensayos encogidos’, de Angela Y. Davis», fronterad, 2/06/2016

 

Como ya hemos podido comprobar con su Autobiografía, el activismo de Angela Davis es indisociable de su pensamiento. Y eso es lo que nos ofrece esta completa selección de textos, hasta dieciséis, divididos en cuatro bloques: biografía, feminismos, prisiones y conferencias. Una antología, seleccionada por Mireia Sentís y traducida por Inga Pellisa, de una trayectoria intelectual insobornable. No son lecturas ligeras —algunos pueden considerarse bastante farragosos, de hecho, o necesitan de un conocimiento o interés previo notable por parte del lector— o circunscritas a la época en que fueron recogidas. Son los fundamentos filosóficos de una militancia inquebrantable.

Raül Jiménez, «Especial Angela Davis», indienauta.com

 

Heredera de Rosa Parks, Martin Luther King y Malcolm X, Angela Davis dijo no a la segregación racial, a la opresión y al patriarcado. Su historia salió a la luz cuando en septiembre de 1969 fue despedida del departamento de filosofía de la UCLA (Universidad de California en Los Ángeles), donde enseñaba Pensamiento Europeo —tras haberse formado entre otros con Marcuse, Adorno y Habermas—, por pertenecer al Partido Comunista; una evidente demostración de que la caza de brujas del macarthismo aún coleaba. Al año siguiente se hallaba encarcelada acusada de asesinato, secuestro y conspiración.

M. Ángeles Cabré, «Angela Davis, la revolución negra», El País, 23/06/2016

 

El llibre es compon de setze textos, la majoria d’ells inèdits en castellà, que daten des de la dècada dels 70 del segle passat fins a l’actualitat. S’hi fusionen la reflexió i l’activisme al voltant del racisme, els feminismes i les presons, els tres grans eixos de la seva lluita. Al llibre s’hi inclou també un apartat de conferències polítiques, al voltant de les idees de democràcia i canvi social. En l’antologia hi veureu totes les facetes d’aquesta dona potent, defensora dels i de les oprimides, per a la qual les categories de raça, gènere i classe estan profundament entrellaçades i, per tant, no s’han de plantejar separadament. […]

Davis també aborda el funcionament del complex industrial penitenciari, regit per ideologies racistes i per la recerca de beneficis. Corporacions de tot tipus participen en el negoci de les presons. I l’autora, que recull la feina d’altres activistes i experts, desconnecta les fluctuacions dels nivells de criminalitat i de la població reclusa: l’augment d’aquesta comunitat resulta interessant en alguns sectors perquè exercirà de mà d’obra. “El projecte de construcció massiva de presons que va començar en la dècada de 1980 va crear el mitjà per concentrar i gestionar el que el sistema capitalista havia declarat tàcitament un excedent humà”, cita al llibre. Com argumenta l’autora, aquest excedent humà està racialitzat perquè el sistema de presons es fonamenta en estructures racistes (les mateixes lleis, el sistema judicial, la policia) que criminalitzen els més pobres. Autora clau per comprendre els mecanismes d’opressió contemporanis, Davis ens recorda que les nocions de classe i raça no poden deslligar-se i s’han d’abordar connectades a l’hora d’afrontar qualsevol lluita.

Mar Carrera, «Quatre dècades d’Angela Davis: la pensadora dels oprimits», elcritic.cat, 28/10/2016

Información adicional
Autor

Traductor

Inga Pellisa

Páginas

336

ISBN

9788494393273

BAAM

8

Año de edición

2016