Marguerite Duras

Traducido del francés por Teresa Agustín.

Las voces de dos hermanos –ella y él– nos introducen progresivamente en el terreno de lo inconfesable, esas arenas movedizas que sustentan la obra literaria de la excepcional autora francesa.

10,00

Categoría


Share

«El breve texto de este volumen corresponde al guión de una película de 1981 en la que, sobre imágenes reiteradas de las playas francesas de Deauville y Trouville, dos personajes van desgranando las claves de su compleja historia de amor. Son, claro –es asunto recurrente en la bibliografía de la autora de El amante–, dos hermanos».

Eugenio Fuentes, La Nueva España, 18/6/1994

«“A veces creo que fue Agatha quien lo inventó todo, el amor del hermano, el hermano, todo, el mundo. Pienso que fue Agatha quien descubrió el incesto, él no lo habría hecho, él no era capaz de descubrirlo. Ahí radica la inconmensurable fuerza de esa niña, de Agatha. Ella descubrió que se amaban. Agatha y su hermano habitan el martirio de estar al cubierto del final del amor, es lo que yo llamo la felicidad”, eso dice Marguerite Duras y yo no lo sabría decir… Yo no he visto la película, pero el libro Agatha es un libro hermoso».

Félix Romeo, «El mal de la escritura», El Periódico, 1/12/1994

«Pocas veces se puede leer algo tan hermoso sobre el amor y su desaparición dolorosa».

Adolfo García Ortega, «Las voces del drama», El País, agosto 1994

«Marguerite Duras, en este libro y película, vuelve a dar pruebas de su personal mundo narrativo, de ese lenguaje que llevado al límite de su propia expresión se hace metáfora pura, se abre a sugerencias que dan varias vueltas de tuerca a todas las palabras. Su vocabulario mágico y encantatorio, las vibraciones de la escritura son música capaz de expresar una voz cuya vibración se sigue oyendo mucho después de haberse alejado».

Amalia Iglesias, «Morir de sed junto a la fuente», Diario 16, 1994

«Con la Yourcenar las cosas parecen haber sido; con la Duras, dan la impresión de estar a punto de empezar a ser. Esta notoria diferencia hace que el tiempo y el espacio no lo sean y que, al no serlo, inviertan en cierto sentido su función… Agatha es –vuelve a ser– la hermana de Hans Ulrich de Musil, y vuelve a serlo con una fuerza similar y próxima a la que tiene el romance lorquiano de Thamar y Amnón. Su tema es casi el mismo: la Duras lo acciona; Lorca lo relata. En ambos prima el componente del deseo trágico que constituye el clima de la situación… Agatha de la Duras está pidiendo a gritos ser representada: lo exige y lo merece. Es un reto al que invita esta patética y bellísima versión».

Jaime Siles, Blanco y Negro, 17/9/1995

Información adicional
Autor

ISBN

8487198198

Páginas

80

Traductor

Teresa Agustín

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Agatha”